La familia y uno menos

|

Hoy ha sido arrestado cerca del bonito pueblo siciliano de Corleone uno de sus ciudadanos más célebres: Bernardo Provenzano.

Un viejecito de carácter algo uraño y escurridizo al que no le gustan ni los teléfonos ni las cámaras de fotos. Un viejecito que lo único malo que hacía era cuidar de su familia.

Seguro que noticias como esta no ayudarán en nada a eliminar la imagen estereotipada que todos tenemos de Sicilia y sus habitantes.

El que aquí escribe tuvo la oportunidad de comprobar que no todo es como lo pintan. Allí son todos muy amables y están dispuestos a vigilarte el coche por un módico precio si lo aparcas donde es debido, siempre dispuestos a realizar descuentos en los precios a sus compatriotas, a enseñarte a conducir por el tercer carril,…

No todo es Corleone, que por cierto es un pueblecito del interior bastante soso, también hay otros bonitos parajes donde las familias viven sus vidas en paz. Como Savoca, bonito pueblecito de la costa de Messina, donde Michelle Corleone conoció a su amada Apollonia y contrajo matrimonio.

Son en realidad muestras de un sistema social, ni bueno ni malo, diferente.



(Si no os habéis fijado, la de la foto es estrella de malavella frente a la iglesia del bonito momento nupcial)

1 visitantes locos:

El Señor de los Chupetes dijo...

Sí, nos hemos fijado....y a alguien le va a caer el pelo. ;P